sábado, 15 de abril de 2017

Vigilia Pascual

Hoy la Iglesia se detiene, atónita una vez más, junto al sepulcro vacío. Igual que María Magdalena y las otras mujeres, que llegaron para ungir con aromas el cuerpo del crucificado, igual que los apóstoles Pedro y Juan, que acudieron por las palabras de las mujeres, la Iglesia se inclina sobre la tumba en la que fue depositado el Señor después de la crucifixión.
A lo largo de esta semana es lógico que se nos agolpen los recuerdos de los días vividos durante la Semana Santa. Quedaran atrás esos relatos completos de la liturgia donde las lecturas de la Pasión del Domingo de Ramos o el Jueves Santo, nos hicieron vibrar. A partir de ahora se abre otro periodo admirable: el Tiempo Pascual.

Esta noche celebraremos la Vigilia Pascual la celebración más importante del año, la culminación de la Semana Santa y el eje de toda la vida cristiana.